Social icons

22 dic. 2016

Un corto viaje hacia los paisajes de Villa de Leyva



Considerado uno de los pueblos mas lindos de Colombia, Villa de Leyva se encuentra en un municipio que lleva el mismo nombre y que pertenece al departamento de Boyacá. Está ubicado a 177 kilómetros de Bogotá, un recorrido que debe llevar un poco mas de dos horas, pero que puede duplicarse por los atascamientos de la salida de la capital.

Durante el recorrido se pasa por Chocontá, y unos kilómetros mas adelante se llega a los monumentos del Puente de Boyacá (monumento a la batalla de la independencia en Colombia) y del Libertador Simón Bolívar. Adelante de la zona de monumentos se toma la vía a Samacá directo hacia Villa de Leyva.



Allá se puede llegar en transporte público (bus), tomándolo directamente en la terminal de buses de Bogotá o en la parada que hacen en la Autopista Norte con calle 170. Los recorridos directos los realizan las empresas de transportes Libertadores y Valle de Tenza, otra opción puede ser tomar el bus hasta Tunja y desde allí tomar otro bus hacia Villa de Leyva, o ir en automóvil.

Si se tiene muy poco tiempo cómo visitar Villa de Leyva saliendo desde la capital de Colombia?, La mejor opción es tomar un automóvil (ya que el tiempo de recorrido se alarga por el típico trancón de fin de semana en la salida de Bogotá) y alojarse en uno de los hoteles que queda en las montañas que rodea Villa de Leyva para aprovechar las lindas vistas que ofrecen.

EN LAS MONTAÑAS CASI COMO EN EL CIELO




Después de subir un par de kilómetros por un camino pronunciado y sin pavimentar se encuentra el hotel Suites Arco iris, un lugar súper lindo y diferente rodeado de montañas y con increíbles vistas de Villa de Leyva.

Al hotel no entra señal de teléfono, por lo que al hacer check-in dan un celular con los números del hotel guardados en caso de llegar a necesitarlos, hay spa, las habitaciones son amplias, iluminadas y con balcón, y lo mejor de todo, generalmente las comidas son llevadas a la habitación para ser disfrutadas en el balcón en mesas arregladas con pétalos y velas.

Desde las habitaciones se tiene la vista de las montañas y también se pueden hacer caminatas por los senderos del hotel llegando a los miradores desde los cuales se puede observar desde lo alto el hermoso pueblo de Villa de Leyva.



Si no hay mas tiempo para ir hasta el pueblo y devolverse al hotel lo mejor es desayunar (en la habitación por supuesto) y hacer check out para alcanzar a recorrer los caminos de Villa de Leyva antes de regresar a la capital. Pero si hay tiempo es un must aprovechar el spa de hotel.

Qué tal la vista desde el mirador?!



COLONIALES CAMINOS EMPEDRADOS




Después de bajar el par de kilómetros y recorrer otro camino mas, los autos se pueden dejar en uno de los muchos parqueaderos que hay cerca de la empedrada plaza principal para así disponerse a recorrerla. Efectivamente Villa de Leyva conserva en su totalidad la arquitectura de la época de la conquista.



Caminando un rato por los alrededores de la plaza se pueden encontrar muchos sitios para un disfrutar un café,tomar una infusión o para comer algo y luego salir en busca del automóvil para continuar con el camino de regreso.

AGUAS AZULES EN MEDIO DEL DESIERTO




Uno de los punto que hay que conocer es pozos azules, una zona de pozos artificiales en medio del desierto que por las mismas condiciones del suelo han tomado un color bastante particular.



Entrar a los pozos no es gratis, generalmente la persona de la entrada cobra algo así como COP 10.000, pero realmente es un lugar que vale la pena conocer y el lugar perfecto para terminar una corta visita por uno de los pueblos patrimonio de Colombia.

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.