Social icons

18 jul. 2016

Waking up in Vegas: 24 horas en sin city



Llegamos la noche anterior desde Los Ángeles y como fue un roadtrip un poco agotador descansamos un poco antes de salir esa misma noche a conocer algo de la ciudad de Las Vegas. Solo teníamos 24 horas para recorrerla así que fue toda una aventura: el viaje por tierra, la trasnochada, el viento lleno de arena, el frío (si! el frío), los casinos, las largas distancias, etc. A continuación un resumen de lo que se puede hacer en 24 horas en la ciudad de Las Vegas:

LA VIDA NOCTURNA EN LA CIUDAD




Salimos en el auto y nuestra primera parada fue el famoso letrero de bienvenida “Welcome to Fabulous Las Vegas”, un letrero creado en 1959 que actualmente utiliza energía solar para iluminarse y el cual queda más cerca del Aeropuerto McCarran que de la misma ciudad. Después pasamos al MGM Grand Las Vegas donde estacionamos el auto, observando en el camino la elegancia del Mandalay Bay, la edad media del Excalibur y la famosa pirámide del Luxor, comenzamos a andar por Vegas Strip (la calle en donde se encuentran la mayoría de hoteles y casinos) admirando la temática del New Yoy New York y los gigantes letreros de las tiendas Hersheys, M&Ms y del Hard Rock Cafe, todo un show de luces de neón.



Ya había pasado media noche y decidimos irnos a dormir para comenzar el siguiente día temprano y poder conocer lo que más pudiéramos. Reservamos el alojamiento muy cerca de Vegas Strip y del Aeropuerto McCarran utilizando Airbnb, la locación era perfecta y el dueño de la casa fue super amable.

Luego descubrimos que alojarse en los hoteles no es tampoco imposible pues los precios no son nada del otro mundo, en realidad el negocio está en que la gente gaste su dinero en los casinos!. «Eso si, lo mejor siempre va a ser alojarse cerca de la zona de Vegas Strip, pues finalmente allá es donde está todo lo que debe conocerse.».



Al siguiente día tomamos el auto, nos dirigimos por Vegas Strip hacia el norte y la primera parada del día 7 fue el Neon Museum ( 770 N Las Vegas Blvd, Las Vegas, NV 89101, Estados Unidos).

NEON MUSEUM




El Neon Museum es el cementerio a donde van a parar todos los letreros que perdieron su vida útil pero que siguen contando y representando la historia de la ciudad.



Cualquiera podría pensar que estos letreros que ya no sirven son chatarra, pero realmente es impresionante la impotencia que tienen aun después de la "muerte". El Neon Museum es una organización que se ha encargado de reunir, conservar y hasta restaurar (cual galería de arte) las piezas iconicas, cada una con su propia historia la cual se puede conocer a través del tour guiado.



Para poder ingresar al museo es necesario adquirir los tiquetes: cada tour tiene un horario establecido, limite de ingresos a la venta (masomenos 20) y los precios varían dependiendo si es Day Tour o Night Tour. Así que aconsejo comprar los tiquetes en la página del museo con algunos días de anticipación.



Después del museo y todavía en el centro de la ciudad, nos dirigimos hacia Freemont Street, una excelente área para caminar.

FREEMONT STREET EXPERIENCE




Una de las atracciones principales aquí es The Freemont Street Experience, la cual no pudimos ver en todo su esplendor pero básicamente es la representación de la ciudad de Las Vegas en una sola calle: un "cielo" de 12.5 millones de luces, casinos a diestra y siniestra, tiendas de souvenirs y hoteles.



«Para tener la experiencia real de la calle Freemont es realmente necesario ir de noche, en el día no hay luces prendidas!».

En la calle dimos algunas vueltas y volvimos a donde habíamos dejado el auto para dirigirnos a Vegas Strip para conocer los hoteles y casinos. En el camino nos dio hambre así que de nuevo, decidimos entrar a otro de esos restaurantes americanos típicos esta vez especializado en desayunos: The International House of Pancakes conocido como IHOP.

UN BRUNCH BIEN AMERICANO




El menú para del día fue de chicken and waffles!, un poco más de 1.000 calorías para el frió de día (Si! frío!). El IHOP tiene parqueadero así que buscar un lugar para estacionar el auto no fue problema y fue donde lo dejamos mientras conocíamos el primer hotel y casino del día.

LOS HOTELES Y CASINOS


«Entrar a los hoteles y casinos es gratis»! así que es posible conocerlos todos, eso si, hay que pagar para poder subirse a cualquiera de las atracciones que existan dentro de cada uno de ellos.



Justo a dos cuadras del IHOP se encuentra el hotel y casino: Stratosphere, cuya torre mide 350 metros desde los cuales es posible observar las panorámicas de la ciudad, y no solo eso: en lo alto de la torre hay una serie de atracciones: High Roller, Insanity the Ride, X-Scream y Big Shot pero cuando subimos (por USD $20) estaban cerradas por que estaba haciendo mucho viento (que miedo!). En el primer piso se encuentra el casino, el cual es gigante y lleno de gente!.



Al salir de allí pasamos en auto por Vegas Strip y después por Linq Ln, viendo en el recorrido el hotel Circus Circus famoso por ser un circo permanente y por tener una de las montañas rusas cubiertas más grandes del mundo, y el High Roller del hotel The LINQ (la rueda panorámica mas grande del mundo!), hasta llegar al estacionamiento del elegante hotel Palazzo.



«By the way, los estacionamientos en los hoteles son GRATUITOS! así que andar en auto no sale tan caro realmente y es buena idea porque aunque no parezca todo es lejos»!.



Desde el Palazzo comenzamos a caminar de nuevo por Vegas Strip, entrando al centro comercial The Fashion Show y al hotel Venetian a ver las góndolas, la recreación del Gran Canal y el puente Rialto!, admirando el Treasure Island (gratuito espectáculo de piratas y sirenas!), el Mirage (hay un gratuito volcán que de verdad hace erupciones!) y el Caesars Palace (una de las mejores comidas! ) que se encontraban al otro lado de la calle. Íbamos a seguir caminando pero comenzó a hacer mucho viento (lleno de arena), así que volvimos por el carro para buscar otro estacionamiento.



Terminamos en el Monte Carlo ( 3770 S Las Vegas Blvd, Las Vegas, NV 89109, Estados Unidos), en el cual subimos hasta la terraza donde tomamos un tren que conecta con el Vdara y con el Bellagio (el hotel más caro construido hasta el momento). Nos quedamos en el último para ver el show gratuito de las fuentes (que nunca pudimos ver a pesar de que esperamos un montón de tiempo, seguramente por el viento), observar la torre Eiffel del París y admirar la altura de Planet Hollywood (con ganas de asistir a un concierto de Britney Spears!).



Como finalmente no hubo show de la fuente nos fuimos al gratuito y super bonito conservatorio y jardín botánico del Bellagio que estaba repleto de personas! para allí terminar nuestro día.



Si, la conclusión del día es que 24 horas en Las Vegas es muy poquito si se quiere conocer todo!, de todas maneras no había mucho que hacer pues un poco después de media noche y en plena oscuridad ya debíamos comenzar el roadtrip por el desierto de vuelta al Aeropuerto de Los Ángeles, un viaje muchísimo más agotador que concluyó 5 horas después entrando a una L.A. llena de trancones.

Entregamos el auto en la locación de Hertz, tomamos el shuttle bus hacia el aeropuerto y entramos a la sala de abordaje a esperar que llegara el momento de subir al avión. Ya fue hora de regresar a casa muy felices de haber vivido esta gran aventura, con ganas de volver a estas maravillosas ciudades llenas de cosas por descubrir.

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.