Social icons

Querido dosmilveinte


Eras necesario.

Aunque comienzas y terminas en incertidumbre aprendí que son esos tiempos de espera los que transforman. Que Dios no desperdicia nada de lo que pasa, que los milagros existen, que cosas extraordinarias ocurren. Que la vida se trata de disfrutar el presente, un día a la vez.

31 años


Hoy cumplo 31 años, 31. Nunca pensé que iban a pasar 31 años para que Dios dejara de ser solo un concepto en mi mente, para que los planes, la vida, la máscara que había armado y usado (sin Dios, claramente) se derrumbaran y fuera lo que necesitara para comenzar a ver que yo simplemente no tenía el control.
Con tecnología de Blogger.