Social icons

25 may. 2018

Cómo empezar de nuevo? (un proceso de depuración)



En este camino sobre cómo llevar una vida más simple te conté que para empezar de cero en mi "nueva vida de casada" me vi en la necesidad de hacer una gran depuración que me permitió darme cuenta que había gastado mucho en acumular ropa, zapatos, maquillaje, accesorios y cosas que nunca usaba. En este post te voy a contar la historia completa sobre cómo llegué a entender la importancia de las depuraciones, los beneficios de simplificar y lo que pude inferir a partir de ahí respecto a mis posesiones mejorando mi estilo de vida en varios sentidos.

TODO COMIENZA CON LA ORGANIZACIÓN QUE NUNCA TERMINA

Siempre me he considerado una persona organizada pues me gusta ver mis espacios libres de desorden y las cosas en su lugar porque de lo contrario no logro concentrarme, sin embargo por alguna razón semanas después cada organización tenía que reorganizar tratando de mantener el desorden bajo control porque seguían apareciendo más cosas y la forma de organización que había usado ya no me servía, te ha pasado?.

Un día navegando en internet buscando la manera de "organizar y no tener que volver a hacerlo nunca más" encontré varias publicaciones que hacían referencia al libro "La Magia del Orden" de Marie Kondo¹ y la manera en cómo ella explicaba que "Si ordenas tu casa adecuadamente, serás capaz de conservar tu habitación siempre organizada".

Eso era exactamente lo que yo quería así que comencé a leer el libro y llegué a una parte especifica con la cual me sentí totalmente identificada:

"Me pregunté: «¿Por qué siento que mi habitación aún está desordenada a pesar de que me esforcé por organizarla y poner las cosas en su sitio?». Desesperanzada, miré el contenido de cada unidad de almacenamiento y tuve un destello revelador: yo no necesitaba la mayoría de las cosas que había en ellas. Aunque creí haber organizado, en realidad sólo había perdido mi tiempo guardando cosas, ocultando bajo una tapa los objetos que no necesitaba. Guardar las cosas crea la ilusión de haber resuelto el problema del desorden."
– Marie Kondo

Fue un gran descubrimiento!, en realidad yo tenía muchas cosas almacenadas a las cuales no les daba ningún uso o guardaba para usar "algún día", según mi perspectiva de ingeniera era como tener un exceso de inventario que estaba causando desorden, ocupando un espacio, podía dañase y era equivalente a dinero invertido que está quieto (o depreciándose).

Al revisar el contenido de mi "exceso de inventario" me di cuenta que en su mayoría eran ropa, zapatos, maquillaje, accesorios y cosas varias que había comprado compulsivamente y al ver las razones de tantas compras básicamente se resumen en que me había antojado, porque era la moda, por llenar vacíos para sentirme mejor cuando los días no eran tan buenos o para sentirme feliz momentáneamente.

Ese exceso de inventario eran ítems que yo nunca usaba!, ropa de colores que nunca sabia como combinar o con los que no me sentía nada bien, zapatos incómodos con lo que no podía caminar, labiales rojos, rosados, morados que me daba pereza usar porque tenia que estarlos reaplicando durante el día, o ítems en general para los cuales nunca había aparecido el momento adecuado de uso.

La pregunta era cómo comenzar a eliminar ese "exceso" y encontrar una solución definitiva al desorden?.

"The first step in crafting a life you want is to get rid of everything you don’t"
– Joshua Becker

A nivel organizacional y en la gestión de proyectos se habla de que para optimizar un sistema lo primero que debe hacerse es eliminar cualquier tipo de desperdicio.

El desperdicio hace referencia a cualquier cosa que consume recursos pero que no genera ningún valor, y como era de esperarse entre los tipos de desperdicio² que han sido identificados se encuentra el exceso de inventario!.  

Sin embargo no crees que el hecho de botarlo todo y ya también es producir desperdicio?. Pues en ese momento llegue a la conclusión de que lo primero que debía hacer antes de ponerme a botar cosas era atacar la causa del problema y esa causa se encontraba en las razones por las cuales estaba acumulando.



UNA MIRADA AL INTERIOR PARA COMENZAR A ELIMINAR

Lo primero que hice fue disminuir la cantidad de información que recibía a diario (leer menos revistas, desuscribirme de tiendas online, dejar de navegar por instagram y facebook). Si no entiendes el porqué de esta decisión te voy a explicar:

Seguramente si vas a tu mailbox encuentras correos de todas las tiendas en las que normalmente compras, la mayoría de esos correos son informándote acerca de promociones que no te puedes perder e invitándote a comprar inmediatamente (para que no te pierdas las promociones), correos que llegan todos los días con mucha publicidad que incita a comprar.

También se da el caso de que ves en las modelos de revistas de moda y en las fashion bloggers inspiración para convertirte en la persona que sueñas y por alguna razón se ha creado alguna necesidad en tu interior que te hace creer que si compras lo mismo que ellas usan vas a lograr ese objetivo.

Ahora, cada vez que sientes que te mereces algo ya sea porque lograste algo importante o porque "has trabajado mucho" lo primero en lo que piensas es en lo que vas a comprar! y seguramente como son compras no planificadas terminas usando la tarjeta de crédito, cosa de la que después te arrepientes cuando te das cuenta de que no usaste nada de lo que compraste.

Te sentiste identificada?, bueno así me sentía yo pero el lado positivo de esta decisión de disminuir publicidad (y antojos) es que me ayudó a darme cuenta que en realidad esas compras no estaban satisfaciendo las necesidades que creía iba a satisfacer, ni me estaba viendo como yo quería, ni estaba analizando bien si quiera en si el color escogido era el mas adecuado según mi tono de piel o si el corte me favorecía en algo. Cómo dije antes todo era un tema de obtener una felicidad/satisfacción momentánea!.

Yo quería tener un closet versátil, en lo posible pequeño, y sobre todo encontrar mi estilo para dejar de llenarme de cosas sin sentido. Así que empezando por ahí decidí descubrirme a través de talleres de colorimetría y estilo personal con los cuales aprendí muchísimas cosas sobre mi misma.

DESCUBRIENDO MI ESTILO PERSONAL

En internet se puede encontrar mucha información sobre este tema pero yo quería una clase personalizada con alguien capacitado para ayudarme así que hice el taller con Mariana Cobos, con ella aprendí sobre: colores, mi paleta de colores, tipo de cuerpo (morfología corporal), tipo de rostro (visagismo) y maquillaje para mi paleta de color.

Ella me analizó siguiendo los puntos anteriores y me dio tips para que los tuviera presentes siempre. De igual manera descubrí los increíbles pasos de las bloggers Geneva Vanderzeil³ y Anuschka Rees⁴, para lo que ellas llaman wardrobe rehab o wardrobe revamp y seguí un mix de ellos:

1. Establecer una meta para tener claro lo que quieres lograr con tu closet

En mi caso quería un closet versátil, que pudiera usar tanto para la oficina como para los fines de semana sin sentirme disfrazada o sin tener que mantener dos tipos de ropa diferente.

2. Consolidar inspiración escogiendo opciones que te atraen naturalmente

Yo usé tableros de pinterest para esto, aquí puedes ver el mio.

3. Definir tu estilo

Ellas definen varios aspectos a tener en cuenta en este punto para poder llegar al descubrimiento de nuestro estilo:

Entender sobre tipo de cuerpo (reloj de arena, triangulo invertido, pera, manzana, rectángulo)
Analizar la situación actual del closet ( en mi caso descubrí que las prendas que mas me gusta usar, que me hacen sentir confiada, inspirada y que van con mi tipo de cuerpo son blazers, trousers y vans)
Analizar el estilo de vida (yo trabajo en una oficina cinco días a la semana y los fines de semana me gusta salir a conocer lindos lugares, me gusta lo practico y tiendo a inclinarme por cosas medio alternativas)
Experimentar (yo usé el tablero de inspiración y lo que tenia en el closet para armar conjuntos diferentes a lo que normalmente usaba, combinaciones exitosas: blazers + jeans, jeans + tacones, trousers + tenis, abrigos + camisetas)
Traducir en palabras ( yo definí mi estilo como simple, medio edgy, algunas veces romántico y clásico)

4. Escoger esenciales

Los esenciales son diferentes para cada persona y los podemos identificar luego de responder algunas preguntas:

Cosas sin las que no podrías vivir? (en mi caso los tenis!)
Las piezas que mas usas? (blazers, trousers y vans)
Colores que mas usas? (negro, azul, gris y beige)

5. Seleccionar tu paleta de colores

Según lo que aprendí con Mariana las combinaciones de colores pueden ser complementarias, análogas y en triadas. Es importante que la paleta de colores que escojamos este compuesta de colores base y de colores que resalten. Los colores base deberían ser colores neutros que puedan usarse en cualquier momento y los colores que resalten deberían ser colores de nuestra paleta para que nos iluminen en vez de apagarnos.

Mi paleta de colores base se compone de mis colores favoritos (todos son neutros!) y los colores para resaltar son los cálidos como rojo y coral (aún no me animo a probar mas).

6. Desintoxicar el closet

Lo que nos lleva al siguiente gran punto...

DESINTOXICAR EL CLOSET

Después de haber seguido los pasos identificando mi estilo personal me dispuse a realizar "la gran depuración".

"Imagina que vives en un espacio que sólo contiene cosas que te dan felicidad, ¿No es el estilo de vida que sueñas?”
– Marie Kondo

Kondo sugiere reunir todas las cosas que pertenezcan a una categoría y comenzar a preguntarse si cada una de ellas nos produce o no felicidad, sin embargo mis preguntas también incluyeron los criterios que había aprendido sobre mi estilo personal.

Comencé dividiendo las cosas en varios grupos luego de analizarlas (sugerencia de Courtney Carver⁵): las cosas que amaba, las que quería conservar sin saber porqué, las que podía donar porque estaban en buenas condiciones pero no me quedaban o no iban con mi estilo (finalmente descubierto), y las que debían ir a la basura porque no había nada rescatable en ellas (estaban dañadas o vencidas).

Hacer esto tomó tiempo y disposición, pero al final en mi closet quedaron mis prendas, zapatos y accesorios favoritos (que ha agilizado enormemente el proceso de vestirme diariamente) y en mi cajón de maquillaje quedaron productos básicos que si uso diariamente (y los cuales no tienen riesgo de vencerse sin haber sido usados).

Debo decir que las cosas que dejé sin saber porqué las tengo en periodo de prueba (si definitivamente no les doy un uso en un periodo de un año es porque no las debo tener conmigo y podrían ser de utilidad para alguien mas), mucha ropa y zapatos en buen estado fueron donados (sobre todo cosas que usaba en la universidad pero que eran muy informales para mi trabajo), todos los productos de maquillaje que ya se habían vencido fueron botados a la basura, la ropa con huecos o el mal estado también se fue a la basura. Se podría decir que identifiqué mi estilo y renové mi closet sin comprar cosas nuevas! (gracias internet!).

LO IMPORTANTE NO ES ELIMINAR

La parte mas difícil es el proceso de decidir eliminar cosas que están en buen estado (o regalos!) pero es bueno hacerle caso a Kondo y hacerlo sin culpa mirando la depuración como herramienta de ayuda para rodearse de solo aquello que produce felicidad y recordando que lo importante no es eliminar sino ser consciente de lo que dejamos entrar

En otras palabras antes de comprar cualquier otro ítem debo analizarlo teniendo en cuenta todo aquello que aprendí, preguntarme si efectivamente es una compra necesaria o si simplemente voy a agregar un ítem mas al inventario y quizás una deuda mas en la tarjeta de crédito (otro tema que te tengo que contar).

(y por lo tanto una oportunidad menos para poder ahorrar para una aventura!). 

LAS LECCIONES APRENDIDAS

Haber visto la necesidad de una depuración me llevó a aprender sobre mi misma, a entender que no necesito tener un closet gigante, que un closet simple, pequeño y versátil (o "cápsula") genera mucho mas valor, que no necesito tener todo lo que esta de moda, que es mejor usar lo que me queda bien y con lo que me siento bien, entendí que hay que evitar llenarse de pertenencias tomando decisiones mas conscientes sobre lo que quiero traer a mi vida: como por ejemplo mas experiencias, aventuras y buenos momentos!.

"If you don't love it, lose it. If you don't use it, lose it"
– Margareta Magnusson


Realmente mi gran depuración solo consistió en el closet porque aun sigo en proceso de eliminar el desorden siguiendo el orden de las categorías que Kondo menciona en su libro, mas adelante te contaré como me va con el otro pedazo: libros, papeles, objetos varios y objetos sentimentales.

Te parece que una depuración de tu closet podría ser una buena idea para que comiences de nuevo? Tu también quieres una vida más simple?. Empieza analizándote y cuéntame como te va!.


¹ Kondo, M. (2014). La Magia del Orden, Aguilar.
² Skhmot, N. (2017). The 8 Wastes of Lean. The Lean Way Blog.
³ Vanderzeil, G. (2016). Wardrobe Rehab: 5 Steps to Perfecting Your Closet. A Pair & A Spare.
⁴ Rees, A. (2016). 10 Step Wardrobe Revamp. Anuschka Rees.
⁵ Carver, C. (2010). How to Live in the Land of Enough – Space. Be More With Less.

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.