Social icons

25 jun. 2016

Bajo el mágico cielo de la ciudad de Los Ángeles, parte 1



Aquí comienza el día 1 de este diario de aventuras en la maravillosa ciudad de Los Ángeles, tratamos que el itinerario de este viaje fuera el más conveniente pero al intentar visitar tantos lugares como fuera posible terminamos teniendo un primer día larguísimo, si hubiéramos sabido desde el principio cómo recorrer la ciudad sin morir en el intento no habríamos caminado, caminado, caminado, ... , (la verdad creo que nunca había caminado tanto).

El cielo allí es de los mejores que he visto y algo que me pareció curioso fue la cantidad de marcas que dejan los aviones al pasar. No es que los aviones que pasen por la ciudad sean diferentes, simplemente son muchos y al expulsar aire caliente por sus tubos a una altura considerable este se cristaliza al entrar en contacto con la atmósfera produciendo las llamadas estelas de vapor de agua cristalizadas.

La noche anterior habíamos llegado desde Bogotá en un vuelo directo (buenísimo!) de 6 horas, encontrando un famoso aeropuerto LAX en remodelación, sin señalización, no era claro saber en cuál terminal o nivel del aeropuerto nos encontrábamos, donde podíamos tomar un taxi ni donde podíamos tomar un bus. Finalmente medio logramos ubicarnos, nos conectamos a una red wifi que casi no encontramos y pedimos un Uber que nos llevó al alojamiento que habíamos reservado con Airbnb.

CAMINANDO SIN PARAR POR WEST HOLLYWOOD




Esta aventura comenzaba en West Hollywood así que tomamos un bus que nos llevó hacia Alvarado St/Sunset Blvd desde donde empezamos a caminar y caminar, hasta que decidimos tomar un bus que nos llevara a algún lugar menos solitario. Terminamos en Santa Monica Blvd/La Brea Ave, donde de nuevo comenzamos a caminar, caminar y caminar hasta que 4 kilómetros después llegamos a La Brea Tar Pits ( 5801 Wilshire Blvd, Los Angeles, CA 90036, Estados Unidos). La Brea es un lugar súper interesante que muestra la história de varios fósiles que se han recuperado en el área pues allí se encuentra una zona geológica que agrupa pozos de asfalto.



En la zona de afuera del museo se encuentra el Lake Pit, un lago del cual salen burbujas (en realidad es una pequeña producción de gases dentro de la tierra en esa zona). Al caminar por lo senderos de la parte de afuera se pueden ver bastantes instalaciones y justo al lado del museo se encuentra el LACMA ( 5905 Wilshire Blvd, Los Angeles, CA 90036, Estados Unidos), el museo de arte contemporáneo más grande en la costa oeste. Una de las instalaciones externas que más llaman la atención es aquella llamada Urban Lights que se compone de 202 faroles en la parte de afuera, obra del artista Chris Burden.



Cruzando la calle y diagonal al LACMA queda el Petersen Automotive Museum ( 6060 Wilshire Blvd, Los Angeles, CA 90036, Estados Unidos). El PAM es un edificio rojo que se destaca por tener una arquitectura impresionante y que se especializa en la história de los automóviles.



Después de recorrer la zona de museos tomamos un bus que nos dejó en Sunset Blvd y comenzamos a caminar por Sunset Strip, la famosa calle donde nació el Glam Rock, llena de boutiques, restaurantes, clubes (como el famoso The Roxy Theatre), discotecas, guitarras y vallas publicitarias.



Desde Sunset Blvd empezamos a caminar por Doheny Dr hasta que el paisaje cambió de tiendas y clubes a casas gigantes, palmeras altísimas, y varios letreros que nos avisaban que habíamos entramos en la ciudad de Beverly Hills.

CAMINANDO EN MEDIO DEL LUJO DE BEVERLY HILLS




Berverly Hills se conoce por las grandes mansiones y por ser el lugar donde viven ricos y famosos. Una vez llegamos allí empezamos a caminar, caminar y caminar por todo el sendero peatonal hasta llegar a Beverly Gardens Park ( Santa Monica Blvd, Beverly Hills, CA 90210, Estados Unidos). Al otro lado de Santa Monica Blvd ya se podía ver el City Hall de la ciudad y la Public Library.



Cruzamos esa calle y empezamos a recorrer gran parte de Rodeo Drive, ta tambien famosa calle en donde se encuentran muchísimas tiendas de diseñador y donde se puede ver toda clase de carros lujosos.



Ya llevábamos más de la mitad del día caminando así que dimos algunas vueltas, descansamos un rato y en Wikshire St esperamos el bus que nos llevara hacia la playa.



Como nos hubiera gustado empezar el día de nuevo y de verdad pagar por transportarnos en todos los buses que se necesitaran, pero hasta el momento solo habíamos tomado como tres de ellos porque se suponía que íbamos a estar moviendonos por una sola zona así que supusimos que realmente caminar sería la mejor opción para no pagar tantos buses (la primiparada del día fue no saber que había pases de bus!).

Solo esperábamos poder terminar el día en la playa queriendo que las distancias allí de verdad fueran lo que esperábamos y poder seguir con nuestro plan de conocer tantos lugares como fuera posible.

1 comentario

  1. muy bien hecho este trabajo, muy practico y util
    gracias

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.