Social icons

27 oct. 2020

Un día a la vez



Las temporadas difíciles vienen cargadas de mucho temor, las asociamos a momentos que queremos evitar y generalmente en medio de ellas solo podemos pensar en un futuro preocupante lleno de cosas negativas que podrían suceder pero que ni siquiera han sucedido. Pero, qué pasaría si cambiáramos el foco?.

Acaso Jesús no nos dice: «No tengas miedo. Solo ten fe» ?. Es normal sentir miedo, es normal preocuparnos, es normal dudar ante las circunstancias, al final somos humanos, pero aquí el punto es detenernos, pensar en el hoy, quitar el foco del miedo y creer que algo extraordinario ocurrirá, pues realmente los pensamientos que vienen a atormentarnos no son verdad y nos están robando la paz.

Al cambiar el enfoque podemos concentrarnos en esas verdades que olvidamos cuando más las necesitamos: en la bondad de Dios, sus promesas, en el gozo, en la vida, en la sabiduría, en la plenitud y la paz que vienen de Él, y mientras más lo hagamos seremos capaces de vencer esas mentiras que vienen a atormentarnos y asi poder caminar por encima de las circunstancias.

y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.– JUAN 8:32 (NTV)

Vive una día a la vez dejando de imaginar todo lo malo que podría suceder, mejor pensar en todo lo verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable.

Piensa lo mejor y concentrate en las cosas buenas.

Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.– FILIPENSES 4:8 (NTV)

Vive un día a la vez dejando de preguntarte el porqué de lo que te ocurre, mejor concentrate en que Dios está al control y todo ocurre para bien porque Él es bueno y su amor inagotable nos siguen todos los días de nuestra vida.

Es en las crisis donde más aprendemos y donde más crecemos

Mantener la mente tranquila en medio de la turbulencia es una lección difícil de aprender y, a la vez, muy importante. Rara vez se sentirá uno en paz si sólo se practica en mares tranquilos. Concéntrate en lo que puedes hacer en vez de prestar atención a lo que no puedes conseguir– Marcia Grad (La princesa que creia en cuentos de hadas)

Vivir un día a la vez sin desesperarte, escoge mejor disfrutar cada día como viene, porque no más el hecho de estar vivo significa que aún no es el fin.

Cada día trae muchisimas cosas buenas que generalmente damos por sentado. Permite que las cosas se den por si solas en vez de forzarlas o controlarlas.

¿Puede Dios crear algo que nos haga daño? ¿Es Dios un verdugo preocupado de que las cosas en esta tierra nos alejen de Él? No. Él es un Padre que se llena de alegría y placer, al vernos felices con las obras que Él mismo hace.– Laura Cardenas (El Jardin)

Vive un día a la vez optando por dejar de luchar contra tus sentimientos y mejor aceptarlos como parte de tu humanidad, permitirte sentirlos sabiendo que Dios está a tu lado en cada punto de la montaña rusa en la que te encuentres.

Esta bien sentir, sin dejar que lo que sentimos nos controle.
"Los sentimientos son muy parecidos a las olas: no podemos evitar que lleguen, pero podemos escoger sobre cuál surfear"
– Jonatan Martensson

Vive un día a la vez rodeado de las personas que te aman y te aceptan como eres, disfrutando de su compañía y de la tranquilidad, felicidad y plenitud que sientes al tenerlos en tu vida.

El gozo es la herramienta fundamental para atravesar el dolor.

Cuando estás en la presencia de Dios, cuando conoces Su corazón y Su voluntad para tu vida, cuando entiendes que a Dios le encanta tener un tiempo especial contigo y que te ama tal y como eres, entonces vas a experimentar plenitud de gozo en Su presencia– Jaime y Liliana Garcia,(Hay Esperanza)

Vive un día a la vez siendo intencional en cambiar lo único que puedes cambiar: a ti mismo. Disfruta cada día, un día a la vez. Toda circunstancia es temporal, pero el amor de Dios es eterno.

Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy– MATEO 6:34 (NTV)

Al vivir un día a la vez "confiamos en que todo está bien a pesar de los conflictos. Confiamos en que Alguien más grande que nosotros sabe, ha ordenado y se preocupa de lo que está sucediendo. Entendemos que este Alguien puede hacer mucho mas por resolver el problema que nosotros. De modo que tratamos de no estorbar su camino y dejar que Él lo haga. A su tiempo, sabremos que todo está bien porque vemos cómo las cosas más extrañas (y a veces, las más dolorosas) se solucionan de la mejor manera y en beneficio de todos"¹.


¹Beattie, M.(1986). Ya no seas Codependiente: Aprende a ocuparte de ti mismo. Hazelden Pub.

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.